Mitosis

0

La reproducción celular es un proceso de división en el que una célula madre da lugar a dos células hijas, de características similares a las de su progenitora. Pueden distinguirse dos tipos de división celular, la mitosis y la meiosis. Expondremos a continuación en que consiste la primera de ellas, la división mitótica, sus fases, características e importancia biológica.

En la división celular mitótica, la célula inicial divide su núcleo en dos núcleos de células hijas que contendrán la misma información genética que la célula inicial. Se originarán dos núcleos diploides a partir de un núcleo diploide. La célula se divide, y el citoplasma y los orgánulos se reparten. Durante la interfase se desarrollarán los nuevos orgánulos.

Se distinguen dos fases principales: la mitosis (o cariocinesis, división del núcleo) y la citocinesis (división del citoplasma).

Fases de la mitosis

En la mitosis, el núcleo de la célula madre se divide para dar lugar a los núcleos de las dos células hijas. Son cuatro las fases en las que esto ocurre: profase, metafase, anafase y telofase.

Profase

La profase es la fase más complicada y la más larga de la mitosis. En la profase el nucléolo ya ha desaparecido. La cromatina se condensa y aparecen unos filamentos que darán lugar a los cromosomas. La envoltura nuclear va desapareciendo y las parejas de centriolos se separan y aparece el huso mitótico o uso acromático.

Las células vegetales carecen de centriolos. En estas, el huso acromático se organizará a partir de una zona difusa y desprovista de orgánulos, la llamada zona clara. Esta zona clara se divide al comienzo de la profase para establecer los dos polos del huso.

Al final de la profase, la envoltura nuclear se rompe y su membrana se diluye entre las del retículo endoplasmático. Entonces, los cromosomas podrán interactuar con los microtúbulos del huso mitótico. Cada cromosoma se une a través de su cinetocoro a uno de estos microtúbulos (microtúbulos cinetocóricos). Hay más microtúbulos que cromosomas, y los quedarán algunos libres (microtúbulos polares).

Metafase

En la metafase, el huso acromático está ya formado y la envoltura nuclear ya ha desaparecido. Los  cromosomas metafásicos ya están constituidos. Han alcanzado su máximo grado de condensación y acortamiento (espiralización). Se alinean en el plano medio de la célula constituyendo la placa ecuatorial. Ahora, se produce la división de los centrómeros que mantenían unidas a las cromátidas hermanas.

El fin de la metafase lo marca la división de los centrómeros.

Anafase

En la anafase, las cromátidas se separan y, arrastrados por los filamentos que salen de los cinetocoros, van hacia los polos opuestos de la célula. En la llamada anafase “tardía” llegan las cromátidas a los polos.

Telofase

En la telofase, los dos grupos de cromosomas van a dar lugar ahora a los núcleos de las células hijas. Los cromosomas se hacen más largos y delgados, hasta el aspecto de cromatina interfásica.

Aparecen los nucléolos, que se forman a partir de unas regiones de los cromosomas “organizadores nucleolares”. El retículo endoplasmático se reorganiza y reconstruye la envoltura nuclear.

En el citoplasma, los microtúbulos del huso mitótico se despolimerizan, y terminan por desaparecer.

Citocinesis

En la citocinesis se divide el citoplasma de la célula madre, a nivel del ecuador del huso. El comienzo de la citocinesis se produce hacia el final de la anafase. Y continuará a lo largo de la siguiente fase.

La citocinesis se produce por estrangulamiento, en las células animales. El estrangulamiento es provocado por la agrupación fibras de actina y miosina, formando un anillo contráctil.

En las células vegetales, se produce por tabicación. Se depositan pequeñas vesículas provenientes de los dictiosomas del aparato de Golgi, cargadas de polisacáridos de pared, que fusionan. La división no es completa, manteniéndose plasmodesmos.

Significado biológico de la mitosis

La mitosis hace posible que los cromosomas se repartan equitativamente entre los núcleos. Asegurando de esta forma que la información genética se transmita sin variación  de la célula madre a las células hijas.

El proceso de reproducción (mitosis + citocinesis) posibilita en organismos unicelulares el aumento del número de individuos. En organismos pluricelulares, este proceso es el responsable del desarrollo embrionario, del crecimiento celular y de la regeneración de los tejidos.

 

Más contenidos en www.loreseek.com
Síguenos en Twitter: @LoreSeekWeb y en Facebook: LoreSeekWeb
Estamos en Instagram: @loreseek

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil