¿Quién fue Claudio Ptolomeo? Si te preguntas quién fue Claudio Ptolomeo, has llegado al artículo adecuado.

Vamos a realizar un viaje apasionante por la vida, obra y aportaciones de este genio de la historia. Un personaje cuyas aportaciones han llegado hasta nuestros días, y que fueron fundamentales para el desarrollo científico de la humanidad.

Como todo personaje de la historia, su biografía encierra muchísimas incógnitas. Por eso, vamos a abordar esta información a través de la incorporación de aquellos hechos que podrás contrastar. ¿Preparado para el viaje?

¿Quién fue Claudio Ptolomeo?

Cuando hablamos de Claudio Ptolomeo (100 d.C. a 170 d.C.), nos referimos a alguien que, con toda probabilidad, conocerás por sus trabajos como astrónomo. Sin embargo, Ptolomeo fue también matemático, haciendo además valiosas aportaciones en el ámbito de la geografía, como veremos más adelante.

Nació en el actual Egipto, aunque en ese momento se le asignó como lugar de origen Grecia, que ya que se trataba de una provincia romana. Esta es una de las primeras cuestiones confusas que, por justicia y rigor histórico, conviene señalar. Por tanto, su nacionalidad histórica es griega.

Y es que poco se sabe de la vida de Ptolomeo, más allá de sus cruciales aportaciones a la ciencia medieval. De hecho, sus trabajos han tenido impacto no sólo en ese contexto, sino también más tarde, bien entrado el Renacimiento.

Lo que nos ha llegado de este genio griego ha sido lo que se conserva a través de sus obras, así como de los compendios que otros de sus coetáneos e historiadores posteriores recogieron, y que ponen en valor una mente realmente brillante y adelantada a su tiempo.

Si te preguntas quién fue Claudio Ptolomeo, seguramente quieras asomarte a esos trabajos, que comentaremos someramente, y que explican el por qué de su relevancia histórica.

Claves de su relevancia histórica

Está claro que sus trabajos como astrónomo, matemático y geógrafo han sido lo que han llevado a Claudio Ptolomeo a dejar su impronta en la historia de la humanidad.

De entre todo ello, lo esencial es su propuesta del modelo geocéntrico del universo. El denominado sistema ptolemaico supuso una verdadera revolución, ya que generó un enorme conflicto durante la Edad Media, especialmente con la Iglesia.

Gracias a este modelo, Claudio Ptolomeo, ni siquiera dos siglos después de Cristo, describió que la Tierra era el centro del universo, generando interés en la astronomía como ciencia. Pero esto no fue todo ya que, con sus cálculos y estudios como geógrafo, aportó:

  • El sistema ptolemaico que conocemos en la actualidad.
  • Los primeros mapas de coordenadas de la historia, que consideran creados por Claudio Ptolomeo.
  • Teorías que asentaron las bases del debate científico con la Iglesia, y que llegó incluso a trascender a la religión islámica. Esto, a la postre, conduciría a reformas y aperturas tras la Edad Media, especialmente en el siglo XVI.

En suma, sus aportaciones fueron esenciales para orientar las teorías de Copérnico. Como sabrás, Copérnico corrigió a Claudio Ptolomeo, señalando que eran los planetas, incluida la Tierra, lo que giraba alrededor del Sol, casi costándole la hoguera.

En ese sentido, la Iglesia se aferraría al modelo geocéntrico de Claudio Ptolomeo pese a que, finalmente, otros científicos lograron demostrar que era impreciso. A pesar de ello, considerando su contexto histórico, resulta una aportación asombrosa, de una profundidad increíble para un erudito de una ciencia tan joven.

¿Cómo fue la vida de Claudio Ptolomeo?

Como se ha indicado, a la hora de definir quién fue Claudio Ptolomeo, es difícil establecer la información con precisión. Y es que los datos resultan confusos, y no está claro ni siquiera el momento en que realmente vivió.

Sin embargo, se considera que Ptolomeo nació, con certeza, entre el 85 d.C y el 100 d.C. No existen demasiados registros que aporten mucha más información, pero sí es claro que su origen se situaba dentro de Grecia (como hemos visto, en el actual Egipto).

En concreto, se cree que nació en la ciudad de Ptolemaida Hermia, cerca del río Nilo. Esta ciudad estaría situada en el Alto Egipto, en una ciudad actualmente denominada Menshiyeh. Este dato es relevante, pues se trata de una de las tres ciudades de origen griego en Egipto, que se suman a Naucratis y la famosísima Alejandría.

Así, pese a ese origen griego, Claudio Ptolomeo vivió toda su vida en el actual Egipto. Dedicó prácticamente todo su tiempo, según las referencias históricas, a la astronomía. Con todo, también parecía interesado en la rama de la astrología, no científica, pero que en el momento gozaba de gran relevancia.

Además, desde muy joven tuvo un profundo interés en las matemáticas y la geografía, aportando incontables trabajos en los que recopiló sus conocimientos, así como técnicas y métodos específicos de estas ramas.

Más allá de esto, se desconocen los detalles de su vida, aunque se cree que llevaba una existencia frugal, propia de un estudioso. Sí sabemos que vivió hasta el entorno del año 170 d.C., por lo que se cree que murió siendo un anciano para la época. Una muestra más de su carácter flemático y prudente, compartido con otros sabios griegos.

Claudio Ptolomeo y la apuesta por el método empírico

Otra de las cosas que nos hablan del fabuloso legado de Claudio Ptolomeo es su insistencia en llevar a cabo estudios con un método empírico, lógicamente adaptado a su tiempo y a la ciencia existente en el mismo.

Así, resulta absolutamente reseñable su deseo de perseguir un modelo verdaderamente empírico. Sería algo que trasladaría no sólo a nivel de concepto, sino que se plasma en su obra, técnicas y trabajos. Algo que, sin lugar a dudas, lo situó en una escala diferente a la mayoría de las mentes de su tiempo.

La diferencia de este método con respecto a la joven ciencia del momento es que Claudio Ptolomeo no mostraba interés replicar aquellos fenómenos objeto de su estudio. Para él, la clave radicaba en entender y justificar los diferentes fenómenos, llegando hasta su origen. De este modo, estableció las bases del método empírico, al intentar explicar la realidad a partir de lo que observaba, y no al revés.

¿Quién fue Claudio Ptolomeo? Repasando sus influencias como científico

No resulta posible repasar la vida de Claudio Ptolomeo sin hacer una referencia al notabilísimo Hiparco de Nicea. Esta figura influiría de forma determinante sobre los trabajos de Ptolomeo, al tratarse también de un astrónomo, matemático y geógrafo de una época precedente.

En su caso, Hiparco de Nicea vivió entre el 190 y el 120 a.C. Debido a esto, los datos que nos han llegado de él han sido básicamente los que legó el propio Ptolomeo, que se suman a los aportados por el historiador Estrabón.

Siendo un dato que dice mucho de su carácter, en lugar de atribuirse sus méritos (como harían otras figuras históricas), Claudio Ptolomeo atribuyó a Hiparco de Nicea múltiples invenciones. De hecho, algunas de ellas también han tenido enorme calado histórico, como son un pequeño telescopio que:

  • Permitía la medición de ángulos.
  • Facilitaba al observador la posibilidad de establecer el período del año solar.
  • Concluir que el tiempo de un año tenía un mínimo desfase de seis horas.

Como vemos, son datos de enorme relevancia para la humanidad, ya que hoy día lo hemos establecido en seis horas, nueve minutos y nueve con setenta y seis segundos. Se trata de un margen de error mínimo, que da fe de la sabiduría absolutamente vanguardista de estos hombres.

Además, esta influencia tomaría forma también en el interés de Claudio Ptolomeo por la escritura de trabajos científicos. El primero de ellos sería el Almagesto, que sin duda cuenta con una importantísima influencia de los trabajos de Hiparco de Nicea, que el propio Ptolomeo señala.

Claudio Ptolomeo y el impacto de la biblioteca de Alejandría

Si hay un momento que define quién fue Claudio Ptolomeo, es su paso por la biblioteca de Alejandría, que merece un apartado específico por su relevancia. Como seguro sabrás, esta biblioteca fue considerada una de las maravillas de la historia de la humanidad, siendo un valiosísimo legado que se perdería por ser pasto de las llamas.

El propio Ptolomeo admiró su grandeza y bebió de sus fuentes de sabiduría, al dedicar su tiempo a la astronomía precisamente en esta mítica ciudad. En ese tiempo gobernaban dos emperadores bien diferentes: Adriano y Antonino Pío, siendo el primero uno de los que más apoyó el desarrollo de esta y otras bibliotecas (como la biblioteca de Adriano).

Dentro de los sabios situados en este contexto, se considera que Claudio Ptolomeo fue parte del Segundo Período de la Escuela Alejandrina. Un dato importante, ya que implica que, en su momento histórico, el Imperio de Roma había alcanzado su máxima expansión, llegando a dominar todo el Mediterráneo (para ellos, “nuestro mar” o “Mare Nostrum”).

De ese esplendor fue parte el propio Ptolomeo, al sumar su trabajo al desarrollo de la biblioteca de Alejandría. Esto le permitió acceder a un nivel de conocimiento verdaderamente único, profundizando en textos y trabajos de otros astrónomos de la época. Además, en esta biblioteca se escondían notables tesoros sobre matemáticas, y específicamente en geometría.

Sabemos que Ptolomeo se dedicó en cuerpo y alma a recopilar todos estos conocimientos y hacerlos accesibles. Su trabajo alcanzaría varios siglos de historia, suponiendo una relección muy sistematizada sobre astronomía, que ayudaría a otros sabios a formarse. Además, a esto hemos de sumar las aportaciones del propio Ptolomeo en forma de obras, convirtiéndose en un bibliotecario de Alejandría de enorme prestigio y saber.

Su mayor obra: el Almagesto

Dentro de los trabajos de Claudio Ptolomeo, el de mayor relevancia es el Almagesto.

Esta obra supuso una verdadera revolución, ya que supuso la primera gran vinculación de la astronomía con las matemáticas. Compuesto de trece volúmenes con diferentes títulos, no sería hasta más tarde que recibiría esa denominación que, literalmente, significa “el más grande” según una voz árabe.

Y es que esta obra ganaría gran relevancia en el mundo musulmán, siendo el califa al-Mamun (786 d.C. a 833 d.C.) quien la traduciría al árabe, para luego llevarla a la Europa del momento, contribuyendo así a que no se perdiese la obra maestra de Ptolomeo.

¿Qué aportó Ptolomeo a la astronomía?

Desde el punto de vista histórico, la mayor aportación de Claudio Ptolomeo a la astronomía es situar a la Tierra como centro del universo, así como plantear que el Sol, la Luna y otros astros giran a su alrededor.

Pese a tratarse de información revisada, muchas de las nociones de Ptolomeo eran correctas. En ese sentido, aportó:

  • La descripción, increíblemente precisa, de las órbitas circulares de los diferentes cuerpos celestes.
  • Una contabilidad notable de un total de 1.028 estrellas.
  • Los fundamentos teóricos que permitieron teorías avanzadas de navegación según los astros.

Es importante señalar que la astrología gozaba de gran peso en la antigüedad. En ese campo, Ptolomeo también hizo contribuciones destacadas. Esto, sin duda, también le situó entre los círculos de sabios de su época.

De hecho, llegó a publicar el Tetrabiblos, una extensa obra de cuatro libros que profundiza en astrología y horóscopos, defendiendo la relación de los astros con la salud.

Otras aportaciones relevantes

Además de lo anterior, a la hora de indagar en quién fue Claudio Ptolomeo, no podemos olvidar sus grandes aportaciones en otros ámbitos.

En ese sentido, una de sus obras, titulada “Óptica”, daría sentido a todo un campo científico al hablar de conceptos tan sofisticados como la teoría de los espejos, la reflexión y la refracción de la luz.

Además, realizó importantísimas aportaciones a la geografía, con una obra titulada “Geografía” que no pudo concluir, y que incluye sofisticadas técnicas para crear mapas de increíble precisión, aunque exageraron el tamaño del continente asiático y de la propia Europa.

Ptolomeo

Por otra parte, integró dos conceptos de enorme calado, como son la longitud y la latitud, que hemos seguido utilizando hasta nuestros días.

Conclusión: quién fue Claudio Ptolomeo

En suma, a la hora de definir quién fue Claudio Ptolomeo, es necesario señalar todas sus facetas.

Se trata sin lugar a dudas de un genio de la astronomía, así como astrólogo, pero también de un avezado matemático y erudito. También un científico, con profundo interés en la geografía, y dedicado en cuerpo y alma al saber.

Todo ello han traído consigo que Claudio Ptolomeo siga siendo un referente en la historia y dentro de la cultura griega. No en vano, es uno de esos hombres milagrosos que fue capaz de explicar cosas que sólo mucho tiempo después hemos podido explicar, pero que seguimos explicando a través de su grandeza.

 

Más contenidos en www.loreseek.com
Síguenos en Twitter: @LoreSeekWeb y en Facebook: LoreSeekWeb
Estamos en Instagram: @loreseek

Artículo anteriorEnzimas
Artículo siguienteUn huevo antes y después de freírlo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí