Los monosacáridos son glúcidos (azúcares). Son biomoléculas orgánicas.

La palabra glúcido proviene de glycos (del griego) que significa dulce, aunque no todos los glúcidos son dulces. A los glúcidos también se les llama hidratos de carbono. Son biomoléculas formadas por carbono, hidrógeno y oxígeno que, además, se caracterizan por presentar al menos un grupo carbonilo (-C=O) y varios grupos hidroxilo (-OH).

Los glúcidos son moléculas energéticas, es decir, que los seres vivos las utilizamos para obtener energía. Algunas también forman estructuras resistentes, como el esqueleto externo de artrópodos o como la pared de células eucariotas vegetales.

Dependiendo de la complejidad de estas moléculas, nos encontramos tres tipos: monosacáridos, oligosacáridos y polisacáridos. En este artículo trataremos sobre las primeras de ellas, los monosacáridos.

Monosacáridos

Los monosacáridos son los glúcidos más sencillos. Son de color blanco, solubles en agua, cristalinos y dulces. Los monosacáridos tienen la fórmula general (CH2O)n, y están formados por tres, cuatro, cinco, seis o siete átomos de carbono. Son polialcoholes (contienen como ya dijimos varios grupos hidroxilo –OH), y en uno de los carbonos hay un grupo carbonilo, que puede ser aldehído (y se llamarían aldosas) o un grupo cetona (y se llaman cetosas).

monosacáridos

Entre ellos destacan la ribosa y la desoxirribosa y la GLUCOSA. Esta última, que es la principal fuente de energía de las células.

monosacáridos

Si te fijas en los tres monosacáridos de la imagen anterior, los tres son aldosas, ya que tienen en el carbono C1 un grupo aldehído.

Un ejemplo de cetosa (contiene un grupo cetona) sería la fructosa:

fructosa

Además presentan varios carbonos que se llaman carbonos asimétricos (C*). Son los átomos de carbono que están unidos a cuatro grupos de átomos diferentes entre sí. Por ejemplo, si te fijas en el carbono C2 de la siguiente molécula de glucosa, puedes ver que es asimétrico.

Dglucosa
Imagen creada por editZ – www.centroestudiosmfp.es

Estructura ciclada

Algunos de los monosacáridos presentan su estructura ciclada. El enlace de ciclación se genera entre el carbono que posee el grupo carbonilo (aldehído o cetona) y el carbono asimétrico más alejado de éste (en el caso de la glucosa sería el carbono C5, fíjate en la molécula de antes y recuadra los distintos grupos que le rodean, ¿a que son todos distintos?). Si el grupo funcional es aldehído, el enlace recibe el nombre de enlace hemiacetálico; si es cetona, el nombre es el de enlace hemicetálico.

Una vez ciclados, los monosacáridos pueden presentar aspecto de pentágonos y de hexágonos. Los que tienen forma de pentágono reciben el nombre de furanosas, y a los que tienen forma de hexágono se les llama piranosas. A continuación tienes un par de ejemplos de monosacáridos ciclados:

Imagen creada por editZ – www.centroestudiosmfp.es

Los monosacáridos forman las estructuras básicas de las que se compondrán los glúcidos más complejos (se dice que son los monómeros de los glúcidos), es decir, las moléculas de, por ejemplo, glucosa, se pueden unir formando estructuras más largas y complicadas como si fueran eslabones de una cadena.

Esta unión entre monosacáridos se denomina enlace O-glucosídico, y se produce entre el carbono que forma el enlace hemiacetálico o hemicetálico del primer monosacárido y un carbono del segundo monosacárido, liberándose una molécula de agua.

 

Más contenidos en www.loreseek.com
Síguenos en Twitter: @LoreSeekWeb y en Facebook: LoreSeekWeb
Estamos en Instagram: @loreseek

Artículo anteriorLas leyes de Kepler
Artículo siguienteLechugas que resucitan

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí